Comuniones y bautismos ‘online’: bienvenidos al boom de las iglesias en red

3 Dec

El encontrarse de viaje o lejos de la parroquia solía servir de excusa para no ir a misa, pero los miembros de iglesias estadounidenses protestantes como Granger Comunity Church o Flamingo Road no tienen más remedio que buscar otros pretextos.

En estas congregaciones, buena parte de los servicios religiosos se celebran en Internet, con fieles comulgando con su propio pan y vino desde casa, a menudo a miles de kilómetros de distancia los unos de los otros.

Pese a la reservas que generan entre los cristianos más tradicionales, las iglesias en Internet son un fenómeno cada vez más popular en EEUU y una forma de conectar con las generaciones más jóvenes acostumbradas a pasar buena parte de su tiempo en redes sociales.

La organización Ledership Network, que estudia y promueve la innovación dentro de la Iglesia, señala que hay al menos 40 congregaciones religiosas de fe protestante con lo que se conoce como “campus interactivos ‘online'” y aquellas que ya ofrecen estos servicios aseguran que reciben constantemente llamadas de otros pastores que quieren lanzar iniciativas similares.

Su oferta va más allá de simplemente retransmitir el sermón dominical vía cámara web o crear foros de fieles.

Estos portales son completamente interactivos, con un pastor generalmente dedicado por completo a los seguidores en la Red, chat en directo y funciones como la posibilidad de comulgar a distancia o llevar una contabilidad privada de los pecados gracias a sencillas aplicaciones de software.

Algunas como Flamingo Road Church, en Florida, celebran incluso bautismos en la Red. Todas ponen gran énfasis en redes sociales como Facebook, donde cuentan con grupos de apoyo, y la mayoría tienen numerosos voluntarios que, entre otras cosas, controlan que los contenidos de chats y foros sean adecuados.

LifeChurch.tv, la veterana del ramo con más de 60.000 visitantes cada semana, retransmite ya en 140 países pero no deja de buscar nuevos fieles.

La congregación compra anuncios contextuales en Google que aparecen cuando los internautas teclean términos como “sexo” o “mujeres desnudas” y que animan a dirigirse a su website en lugar de pecar.

Estas iglesias están alcanzando gran popularidad entre creyentes jóvenes o aquellos que por motivos laborales viajan con frecuencia y no siempre pueden asistir a su parroquia habitual.

Flamingo Road Church, cuyo campus en la Red congrega cada fin de semana a unas 2.300 personas, empezó a ofrecer estos servicios en 2007 como una manera de expandir internacionalmente el tamaño de su parroquia.

“Vimos el campus en Internet como una oportunidad para llegar a gente en todo el mundo, para llevar la experiencia completa de la iglesia a gente que de otra manera no hubiera podido o hubiera sido reacia a asistir a los servicios en un edificio físico”, dijo Troy Gramling, pastor de Flamingo Road.

“Puede que no estemos físicamente con ellos, pero vamos a dirigir y amar con el corazón de Cristo donde quiera que la gente esté conectando con Dios ‘online'”, señaló.

Sin embargo, para otros miembros de las diferentes iglesias protestantes de EEUU esta experiencia ‘online’ es demasiado descafeinada e incluso miembros de congregaciones con servicios en Internet discrepan sobre hasta dónde se puede llegar en ellos.

Troy Gramling opina que los contactos en Internet no pueden sustituir a los del mundo real, pero cree que una experiencia cristiana real no tiene por qué tener siempre lugar en un espacio físico.

“Millones de personas experimentan diariamente conexiones auténticas a través de páginas como Facebook”, dijo. “Creemos que la línea entre los amigos de alguien en internet o en la cafetería de la esquina se está difuminando”.

“Y cuando la interacción física es imposible debido a la salud, la distancia u otra circunstancia, ¿por qué no proveer un entorno ‘online’ que permita al cuerpo de Cristo crecer”, añadió.

Via Elmundo.es